Alguien está molesta 👇

¿Qué saben los demás sobre el dolor del otro? ¿Cuántos sufrimos en silencio viendo la vida de la forma más cruda posible? Nada está bien y sin embargo vivimos como ai lo estuviera. Lo cierto es que.. si uno mismo está bien; todo alrededor parece estar bien… lo cual es una falsa ilusión. Aparentemente eso pasa con el gobierno. Como a ellos les va de la muy bien, sin escacez, sin necesidades,piensan que todo el país está asi, pero no se dan cuenta de que todo lo que tienen es gracias al granito de arena de cada uno.

Perdona si soy negativa. Sólo en este mundo puedo serlo, y ésa es la idea de este lugar, decir todo lo que pienso y siento aunque tal vez esté equivocada.

Nuevamente tengo la sensación de extrema tristeza y pesadez, creo que debido a la enfermedad en la espalda. Y veo todo gris. Imaginate que mañana tengo una salida al cine con amigos y aún así no me emociona. Y siento que es otra yo la que organizó todo.

Tengo amigos increíbles. Son personas trabajadoras, que se ganan todo con esfuerzo. Como la mayoría en mi país. Y gracias a Dios, ellos también piensan mucho como yo, y les preocupa la intolerancia de estos días. (Me voy por las ramas lo sé, pero es lo que pasa cuando dejo todo fluir ). Estoy molesta porque me despertaron en el bus para dar asiento a una embarazada, no estoy en contra de eso, obvio no, pero.. me hizo pensar nomas. ¿Cuánta gente como yo aguanta su dolor sólo porque sabe que a nadie le importa?

Tu “discapacidad ” o “estado” debe notarse par que puedas acceder a los privilegios. Y entiendo que sea así. Cualquiera puede mentir y decir que tiene dolor de estómago con tal de sentarse. En ese ejemplo, hasta que no vomite la gente no le va a ceder asiento..

Somos muy incomprensivos con seres de nuestra misma especie, parece que tenemos luego un gen que nos hace querer atacar a quien nos molesta, en el caso de la chica que me despertó, lo hizo con autoridad y no lo pidió amablemente. Lo que me generó enojo. Y la miré con desprecio. Pero luché contra mí para no pensar nada malo y para evitar mirarla de esa manera. Y la verdad lucho contra mi intolerancia todos los días.

Si tan sólo aprendieramos eso. Ser tolerantes y saber ponernos realmente en el lugar del otro… Este mundo sería mejor.

Gracias por leer mi desahogo, deja un me gusta o comentario para poder conocerte si me has leído, y anímame o compárteme también tu mundo.

Abrazo

🐥🐥

Mi depresión – Parte II

Buenas, y bienvenido Mi Mundo Aparte – blog.

He tardado unos días en escribir nuevamente una entrada, pero la verdad, para publicar ésta, necesitaba nuevamente sentir el dolor, para poder expresarlo más o menos bien y que lo comprendan, o al menos, se interprete como realmente quiero.

Raramente hablar de este problema con alguien no es lo mismo; porque cuando lo explico, intento alejar ese sentimiento para poder hablar de ello sin llorar, pero al final parece que simplemente cuento un problema cualquiera, y hasta yo lo minimizo para hacerlo ver simple y que ya es pasado y que lo voy superando. Pero es mentira.

Volviendo a contar la historia, y creyendo que mi depresión se debió a mi trabajo, lo continuaré.

Los días pasaban para mí tan lentamente, ¿te imaginas despertar y odiar todo lo que te rodea?. Es que ni el tiempo libre calmaba esa sensación de pesar y tristeza, ni los juegos, ni estar con amigos, ni con esa persona que creí que era mi soporte… que, es el tema principal de esta entrada.

Yo, estaba muy enamorada desde el bachillerato. Conocí a un muchacho que, poco a poco se convirtió en la persona que pensé que pasaría el resto de mi vida. Y todo era perfecto en el colegio, lo amaba y él a mí, nos veíamos seguido, escribíamos seguido, y aunque discutíamos, siempre terminaba en reconciliación. Jamás me había sentido tan afortunada y tan segura de amar en mi joven vida. Y me decía que al fin encontré a quien amar y quien me ame. Pero, la vida, el destino o Dios, no tenían los mismos planes para nosotros.

coupes in love.gif

Todo comenzó cuando no ingresé a la misma universidad que mis mismos compañeros de colegio. Y ya no tuve oportunidad de volverlo a intentar, porque mi familia necesitaba de mi trabajo, entonces comencé a trabajar. Y pues, esa miniparte ya la saben.

El tiempo que pasaba con él, era mucho menos de lo que estábamos acostumbrados, pero yo inventaba el tiempo para verlo y hacerle sentir lo mucho que lo necesitaba y que lo amaba. Yo me motivaba inicialmente en el trabajo para poder ahorrar y comprar un departamento o algo para poder comenzar a vivir con él y comenzar juntos todo. Pero no era lo mismo que pensaba él. A él la vida de adulto comenzaba a presionarlo también.

Cuando estábamos juntos, él pensaba mucho, y cuando le preguntaba en qué pensaba, me decía que era demasiado estudiar para la facultad (él había ingresado en la segunda oportunidad), que el trabajo le era pesado también aunque sólo sea de medio tiempo, y preocupaciones como “Quiero hacer esto y no puedo” “Me canso mucho” “Quiero tener más cosas…”, yo siempre intenté animarlo. Ya saben, aunque suenen “cliché”, le decía que no se preocupara por esas cosas, que todo vendrá con el tiempo, que logrará lo que se propone, que lo apoyaría, que nos apoyaríamos, y parecía darme la razón. Pero creo que meterme en su futuro sin permiso, fue mi error. (Es lo que pienso/pensaba, tal vez él no lo veía así).

apoyo de pareja.gif

Un día, fue a visitarme a mi trabajo de fines de semana en el que yo cubría día completo y no tenía mucho control de jefes, por lo que podía visitarme unas horas, mientras yo hacía mis recorridos de rutina. En un momento, me dijo serio que yo estaba muy seria. Yo estaba mal porque el día anterior me habían dicho inútil nuevamente, y quería que se diera el momento para contarle, pero, me sentía mal, porque no quería que él piense que lo soy, ya que siempre le contaba lo mismo y… temía que él no se sienta orgulloso, por lo que mentí diciéndole que no era nada importante. Miraba al piso y se quedaba en silencio. Yo le sonreía, porque pensaba que estaba molesto por mi seriedad.

Me guió hasta un banco y nos sentamos. Me dijo que se sentía aprisionado, y que era muy joven para asumir muchos compromisos, que necesitaba pensar. Y que necesitaba su tiempo solo. Yo… yo me quedé mirándolo, por si se reía y me decía que era una broma, es decir, no creía que de mí se quisiera separar, era el amor de mi vida y yo de él, nos teníamos, yo lo apoyaba, no le pedía nada más que tiempo de estar juntos, íbamos a estar siempre juntos, los amores no se separan. Pero… su expresión no cambió.

– ¿Tiempo….solo? – le pregunté, con un nudo en la garganta.

– Sí, perdón por favor, pero realmente me siento confundido, y… necesito pensar… – miraba al piso mientras lo decía.

“¿Pensar qué? ¿Si me amas o no? “ pensé. Mi mundo se caía a pedazos. “¿Por qué? ¿Qué hice mal?”

El silencio que habitó entre nosotros, mientras yo lo miraba, y en el que él no levantaba la cabeza; pareció durar una vida. Y estaba tan perpleja que no sentía las lágrimas rodar por mi mejilla. “¿Qué me queda ahora?”.

llorar triste.gif

No hice más que asentir, y secarme las lágrimas, estaba en el trabajo, tenía que aguantar no gritar ni llorar ni..suplicar. Puede sonar exagerado, pero sentía como moría por dentro, el corazón parecía no latir, sino siendo aplastado por una piedra. Me costaba respirar. ¿Alguna vez han sentido un dolor similar? Espero que no, porque yo aún lo siento a veces, es como que es una herida que nunca cierra del todo y ya pasaron 4 años.

Mi madurez me salvó. Le dije que…estaba bien si quiere un tiempo solo, si eso es lo que siente. Está bien. Pero, obviamente no lo estaba.

Recordé en ese momento, una situación, que en ese momento, tuvo sentido. Estábamos los dos en mi habitación, y entre besos y caricias, sentía que era el momento perfecto para ser completamente suya. Y se lo hice saber, suponiendo que él estaba sintiendo esa misma electricidad, pasión, y por sobre todo el amor que pensaba que en ese momento existía. Pero fue un caballero, y dijo:

– ¿Estás segura? Es muy importante para vos. – Dijo acariciándome, pero con menos intensidad.

– ¡Claro! Sos el amor de mi vida, con quien voy a estar siempre. – dije tal vez con los ojos iluminados.

– ¿Y si no llegamos a estar para siempre? Te arrepentirás de este momento. Y no me voy a perdonar eso.

Lo miré triste. “¿Por qué decía eso? ¿qué estaba pensando entonces en ese momento?” Yo nunca quise ser de las novias celosas o histéricas, siempre quise ser la comprensiva.

– Estoy segura de que aunque no lo estemos. No me arrepentiré. – dije mirándolo a los ojos con seriedad, pero haciéndole entender que estaba segura.

Me miró y sonrió, me abrazó y me beso intenso nuevamente. Pero no pasó.

Y el día no-para-siempre llegó. En ese momento entendí sus silencios y seriedad cuando hablaba de la cantidad de perros y gatos en la casa, del diseño de la pieza, de la cantidad de hijos, de las veces que lo haríamos en la semana. Entendía porque simplemente me dejaba hablar.

¿Cómo puede estar pasando algo tan grave sin que te des cuenta? ¿Cómo puedes estar frente a frente con una persona y no coincidir con los sentimientos? Tal vez lo presioné, tal vez fui muy intensa. Tal vez el amor no es tan expresivo como lo era yo. Tal vez yo estuve mal, tal vez mis problemas eran demasiado como para compartirlos, tal vez yo era la que estaba mal, tal vez era yo quien molestaba cualquier lado a donde vaya. Tal vez yo… era el motivo por el cual él se sienta confundido.

De repente, era yo la que estaba mal. Era yo quien merecía eso, merecía que me lastimen, que se alejen de mí, que me rompan el corazón, que me hagan saber mi lugar, que no valía más que un papel de baño usado. Era mi culpa.

Lloré semanas. En el trabajo ya no hablaba, mientras más callada esté y mientras más trabaje, más útil sería. Callada y aceptando todo.

El amanecer no significaba más para mí que un día más de trabajo, los días libres, estudiar, para ser más útil a la sociedad. Estaba rodeada de amigos, de familia, y yo sonreía con ellos, bromeaba de mi relación rota, dejaba que ellos opinaran y apoyaran el rompimiento. Pero por las noches, sólo Dios sabe cuán desolada estaba.

Y todas esas emociones reprimidas, y los pensamientos negativos. Me llevaron a la más baja oscuridad, a la terrible sensación de que tu existencia fue un error.

sola y triste.gif

Pero creo que eso contaré en otra ocasión, “Esta historia ya se hace larga”, como dice una canción infantil. Pero al menos pudieron entrar hoy a una parte rota de mi corazón y a lo que yo considero mi peor decepción.

Espero que leer esto no te haya deprimido, porque ya sabes la historia que sigue, estoy viva, estoy escribiendo, y creciendo, tratando de mejorar. Así que probablemente lo siguiente que leas de mí, seas más motivador.

sonrisa.gif

Pero hasta entonces, espero volver a encontrarnos, en este mundo aparte, donde estamos sólo vos, el blog y yo.

Un abrazo, y un consejo, (si así se podría decir), no dejes de sentir, porque todo lo que sientas ahora, dolor, tristeza, enojo, odio, amor, felicidad, dicha, son impulsores de grandes personas. En casos de sentimientos negativos, superarlos te hacen más fuerte y más humano; y los buenos sentimientos, tal vez no lo sepas, pero son resultados de los negativos.

Mimo de michi (gatito) y nos leemos luego!

gato abrazo.gif

😉

Jamás estamos solos

Acá entre nos… 🙈

¡Hola! Y bienvenido una vez más a Mi Mundo Aparte. 😉

Sé que en este momento debería estar hablando de mi depresión; continuación de la entrada anterior,  pero estoy teniendo sentimientos tan opuestos a lo que ese tema requiere, que prefiero posponerlo un poco.

Ayer estuve incursionando en el mundo bloggero (me es tan nuevo decirlo), y me han llenado de tanta empatía, motivación y alegría, que literalmente no puedo sacar esta pequeña sonrisa del rostro. 👇 

 (La que muestra su sonrisa pa que le crean xD)

Y a medida que leía y veía más y más blogs, me parecía estar mirando estrellas y estrellitas 🌟 ✨ 

He estado mirando y seguido blogs tan interesantes, y que se sienten tan cercanos a pesar de que muchos de ellos ni saben que los he leído; o no se imaginan la sonrisa que causaron escribiendo lo que sentían, o lo que sus pensamientos o sus curiosidades o sus conocimientos produjeron. Y debo decir que me encuentro identificada en un punto en especial con la mayoría de ellos: “La importancia de sentirse leído “. 

Quise encontrar una frase que creía fielmente haberlo leído de algún libro, que no recuerdo en este momento (es mi problema,  la mayor parte del tiempo olvido lo importante), pero no lo encuentro como para citarlo. Pero podría replicarlo un poco a mí  manera:

Un escritor existe cuando existe un lector.

O algo así 😅 el punto es que, con saber qe al menos que una persona en todo el universo de internet, puede leer mis palabras, y comprender mis sentimientos, es realmente satisfactorio y además, me ayuda a continuar expresándome.

No es la primera vez que escribo un blog. Lo he intentado unas 3 veces, según recuerdo (si encuentran alguno por ahí,  me avisan xD). Y en todos los blogs, el motivo principal, fue ser leída y encontrar a personas como yo o diferentes, igualmente,  que me hagan vivir tan sólo leyéndome. 

El problema con aquellos blogs fue… mi inseguridad y el no poder expresarme por completo. Al contrario de muchos, para mí,  demostrar mi lado “literario” a mis cercanos me parece un poco embarazozo, tal vez porque muchos no demuestran interés en ese lado. Por lo que esta vez, surgió un Mundo aparte 🌍 donde los límites y el miedo NO existen. 

No temo hablar de mis problemas, de mi pasado, de mis fracasos aquí,  porque sé que nadie se tomará a pecho esto. En cambio cuando escribo en los otros blogs ligados a mis redes, todos esperan que hable de ellos en cierta forma o piensan que me refiero a ellos; lo que no me molesta pero tiendo a ser demasiado sutil y cuidar mucho mis pensamientos, lo cual es costoso para mí, teniendo en cuenta que normalmente lo que pienso es explayado directamente en letras.

Y debe ser así,  así como son muchos bloggeros conocidos y no conocidos, transparentes

¿Acaso alguien escaparía de un “mundo real” para tomarse el tiempo de leer vanalidades y mentiras de felicidad? No lo creo. En mi caso, siempre busco personas con sentimientos comunes, para entender que no estoy sola, y que no soy la única que pasa por caminos espinosos. 

Antes me parecía mentira lo de “El ser humano es un ser sociable” porque decía “puedo vivir con juegos de vídeo, series y películas y juegos móviles, con comida, un baño, mi gato y si es posible, mucho dinero 💵”, pero con el tiempo fui llegando a eso, por culpa de la depresión (lo del dinero jamás llegó 😅 jajaja… aún 😏), y puedo decir que no hay vida más triste y más vacía que ésa. 

Bien, dando una conclusión a lo que acabo de contar, porque ya me estoy yendo de temas a subtemas y así,  (un placer, ésta soy yo xD), sólo queda hacerles llegar mi agradecimiento por aconpañarme hasta aquí y por dar un me gusta de apoyo y dejar sus comentarios que me dan a conocer su existencia y la de sus blogs y sus vidas 💕. 

No olviden jamás lo geniales que son y que esa luz interna que llevan dentro jamás se apague y sigan iluminando a más personas como yo. 

See you!

La luz se encuentra dentro de uno mismo. ¿Te parece si atravesamos toda esta oscuridad y la encontramos juntos?

🐥

Mi depresión – Parte I

Hola! Y bienvenido a Mi Mundo Aparte – blog, je. Ayer quedé en hablar sobre este problema que creo tener, porque no lo confirmé con un especialista, y ya tal vez tú,  si sabes sobre el tema, puedas indicarme o no si es depresión, pero por los síntomas que padezco al parecer sí. 

Tal vez todo haya comenzado en mi primer empleo. En ese lugar, aunque aprendí muchísimo sobre mi área, que es informática y haya adquirido bastante experiencia, no compensa el daño que mental y emocionalmente me hicieron.

Todos los días me levantaba muy temprano y me arriesgaba en la madrugada para llegar muy temprano al trabajo y dar lo mejor de mí. Pero al jefe parecía que aquello no le importaba, ya que aunque otros compañeros llegaran más tarde que yo, siempre era yo la acusada. Tenía mis errores, sí. Era primeriza y era normal, y eso pensé el primer año y dejé pasar todos los insultos debido a que pensaba que era justo ya que empezaba, pero esto no se aminoró en los años posteriores.

En ocasiones aprovechaba cualquier minúsculo error en el que me involucraba y ya me mandaban al diablo, pero no me retaban sólo por el trabajo sino: “Sos una inútil ” “No sos para informática ” “Vos no entendés nada” “Vos tenías que ser, siempre haciendo todo mal” “Ya no sé qué hacer contigo ” o hacían bromas de mal gusto como, cuando alguien se equivocaba decían que seguro se parecía a mí o si algo salía mal es porque seguro yo estaba involucrada. 

Todos los días me levantaba súper temprano para ir a un trabajo en donde sólo me humillaban y maltrataban. Jamás me dieron una palabra de aliento sin después volver a decirme lo contrario. Y entonces, cada mañana despertaba odiando al mundo y a todos, excepto a mis personas cercanas. Pero odiaba todo. Y a mí misma por ser tan inútil en el trabajo, creo que empeoró este pensamiento debido a que tenía un familiar trabajando conmigo, y como le iba tan bien, trabajando en lo mismo,y a mí al parecer no me salía nada, sentía una frustración enorme y daba la razón de que algo andaba mal conmigo.

En fin. Creo que ese es el inicio de mi depresión. Poco a poco nada me animaba, y no tenía tiempo de disfrutar de la vida, puesto que sólo tenía un día libre a la semana y los aprovechaba para estudiar o dormir. Fue demasiado horrible.

Además se sumó el desamor. Lo que yo consideré una gran decepción en mi vida. La persona que amaba con todo de mí,  mi única fuerza,  me había decepcionado y dejado sola cuando más lo necesitaba. Pero eso amerita un post aparte.

Con todo esto sobre mis hombros, y mi pensamiento de “no contarle a nadie mis problemas porque son tontos y cada quien tiene los suyos”, se me creó una nube negra encima mío, haciendo que siempre llueva para mí.

Los deseos de matarme fueron creciendo. Hasta que prácticamente lo logré. De pasar de ser una persona alegre, soñadora y amigable, pasé a ser triste, decepcionada y antisocial. En mi cabeza no habían sueños, sino pensamientos negativos que siempre me llevaban a la misma conclusión. “¿Quieres acabar con el dolor? Suicídate.” Pero no. Es cobarde,  me decía. “Tengo que cuidar de mamá” me decía.  Pero nada hacía acallar esos pensamientos. 

Y fue así como día tras día iba asesinando mi ser,  a mi alma, a la única que podía hacer que mis sueños se cumplieran: a mí misma.

La seriedad con la que escribo esto, me hace pensar realmente lo importante que es dejarlo salir. Si estás sintiendo vacío y pesimismo por la vida, no te dejes caer. Por favor. Hay quienes pasamos por lo mismo y podemos ayudarnos.

Mañana te contaré como fui salvada por una persona que jamás imaginé. Y gracias a esa persona te puedo decir que solos no podemos, necesitamos el amor y paciencia de alguien más, o al menos su comprensión . Y de nuestra propia voluntad.

Y no digas “No tengo a nadie” porque tal vez todo este sufrimiento te está cegando y no te está dejando ver a quien de verdad te quiere.

Esto ha sido todo por hoy, creo. Nos leemos en otro post! 

See you!

La mejor manera de salir de la oscuridad es a través de nuestra propia luz y de quienes nos aman de verdad.

Voces….

– Me rompo en mil pedazos, ¿ quién podrá venir a salvarme? 

– Nadie porque no importas a nadie. 

– Sólo quiero sentirme un poco mejor.

– Mereces sufrir ya que tu existencia sólo ha arruinado vidas. 

– No quise lastimar a nadie. 

– Es lo que dices contra lo que haces. 

– Yo sólo quiero confiar y dar amor. 

– ¿Para que te lastimen nuevamente y seas objeto de burlas ? No sirves para nada, tu vida no vale la pena. 

– ¡No te escucharé!. 

– Lo harás porque es la verdad. 

– Son sólo problemas todos los tienen. 

– Pero en tu caso, vos sos el problema. No vales nada. 

-Lo valgo. 

– Sólo para aportar dinero a la casa. 

– Soy más que eso. 

– ¿Y donde está?  Ah sí, en el basurero cierto?. 

– ¡Calla por favor!. 

– No lo haré, todo lo malo que te pasa, lo mereces y lo que oyes es la única verdad. Sería mucho mejor si no existieras.

Trato todos los días de evitar esas conversaciones pero las oigo día tras día mientras observo a través de la ventana del bus. En ese trayecto donde pierdo dos horas de vida de ida a un trabajo que me envejece y otras dos horas y media de vuelta a casa donde sólo encuentro paz en los brazos de mi madre, quien ha sufrido más que yo en la vida y aún la tengo conmigo. Siempre luchando y trabajadora. Es mi ídola y mi ejemplo.

¿Cómo reaccionaría ella al saber que su hija menor está padeciendo algo similar a la depresión?  ¿Que todos sus días,  que toda su existencia no vale para nada y que fue un error? Tal vez pensaría que ella tiene la culpa, claro, porque es muy abnegada y su amor ciego por mí jamás podrían echarme la culpa. Pero ¿cómo le haría entender yo eso?

Claro está que no debo decírselo. Ni a ella ni a nadie. Porque minimizan mi problema. Porque me dan frases motivacionales, como si eso arreglara lo roto en mí. Me he decepcionado, me han roto en mil pedazos y aún sigo creyendo y amando. Pero a la vez sufriendo, por culpa de esas voces que no callan, por culpa de esas malditas decepciones y de la forma negativa de la vida.

Es mi culpa, lo sé;  depende de mí superarlo, lo sé.  Pero es difícil. Nada me llena. Ni lo que más amo en el mundo me consuela. Estoy vacía y perdida. Miro sin observar, hablo sin sentir, y escucho sin interés. Estoy muerta en vida desde no sé cuánto tiempo. Y sólo busco revivir. Porque ya he llegado a lo más bajo. 

Voces váyanse por favor. Quiero pasar esta noche en paz. Quisiera que me ayuden a salir de la oscuridad y a brillar con mi propia luz.

El primer paso para superar un problema es admitir que se tiene uno.

Mi actual yo

Hola ! Bienvenidos a mundo aparte. 😉

– Lo prometido es deuda y ¡heme aquí !

– No has prometido nada.

– Pero dije que escribiría hoy. Ya se puede tomar como una promesa ¿o no ?.
– Si claro, ¿Promesa a quién? .

-Pues a nosotras, y a mí misma, y a quien sigue esto.

– Siempre lo dejas.

– Dame una oportunidad. Juntas podremos hacer realmente lo que dijimos hacer. Escribiremos juntas, pero necesito tu apoyo.

– Está bien, no te distraigas por mí,  sigue escribiendo. Pero recuerda que hoy prometiste un tema, que es hablar sobre nosotras, trata de describirnos lo menos locas posibles por favor.

– Ehh.. lo intentaré,  bueno. Volveré a comenzar.

Hola!  Y bienvenido a mundo aparte! 😉

El día de ayer he conversado sobre lo que tratará este blog y si aún sigues aquí, pues, me alegra que me hayas dado este tiempo que te toma leerme.

Para empezar hablar de mí es complicado, porque no tengo un rasgo constante. Pero empiezo. Soy una persona sensata para con las demás personas pero no conmigo misma; es decir,  mis consejos no los aplico a mí. Estoy pasando por una etapa de depresión, que me está haciendo sufrir mucho y que me ha llevado a hacer cosas muy lamentables. Pero eso es un tema para otro post.

Me gustan los juegos de video, las películas,  la música y el arte en general, aunque a veces no lo entienda. Imagino mucho y tengo habilidad de crear o inventar una historia en segundos. Lastimosamente mi baja autoestima no me permite aprovechar este don. Soy insegura por el bullying sufrido en mi infancia.

Odio la injusticia y no puedo callar cuando presencio este acto. Soy impulsiva y muchas veces digo cosas que realmente no siento para lastimar a otros porque me lastimaron. No siempre fui así,  pero eso de la depresión,  bueno.. ya sabes. Me gusta aprender todo lo que se pueda, tanto que a veces dudo de mi carrera porque otras cosas me parecen más emocionantes.

Soy informática,  osea, sigo esa carrera, pero me encanta el arte y la variedad. Cosas opuestas, lo sé.  Y soy de necesitar mucho amor y cariño por parte de quienes realmente quiero. 

No quiero alargar demasiado hablando sobre mí, pero gracias a que lo hice, he conseguido un nuevo tema para mañana. Es increíble como mirándote a ti misma, como en un espejo, y hablándote puedes llegar a conocerte mejor. Gracias por ayudarme en esto. 

Si tienes ese problema,  de no saber quién eres, de no encontrar “tu lugar en el mundo”, déjame decirte que estás precisamente donde debes estar, y que sólo falta que respondas “¿adónde quiero llegar?” Porque en base a esa pregunta el universo te ayudará a moverte. Es lo que pienso yo. 

Al parecer cuando ya no nos queda nada, cuando estamos en lo más bajo de nuestros sentimientos es donde encontramos nuestra luz, para poder salir nuevamente a la superficie. 

Gracias nuevamente por haberme leído y espero encontrarnos nuevamente mañana con un nuevo tema, que se me hace, te causó curiosidad, mi depresión. 

¡Vive el día al máximo! El ayer ya pasó y mañana aún no llega. Todo lo que hagas hoy es lo que importa.

🐥

Mi mundo aparte.

¡Hola! Bienvenido a “Mi mundo aparte”. Es muy emocionante que hayas parado aquí para leerme. Desde ya agradezco eso. Pero no es seguro que el contenido sea de tu agrado, aunque eso no lo decido yo ¿o si?.

He creado este mundo aparte, sin conectar a ninguna de mis redes y permaneciendo en “anonimato” (la verdad sólo mis datos personales, como nombre y procedencia, serán un misterio), para darle un toque misterioso a este blog, en donde mi idea es que estemos sólo yo, el blog y tú.

Siempre que quiero expresarme por completo me da miedo el “qué dirán” es decir, qué pensarán sobre mí, de lo que escribo; que no es lo suficientemente bueno y etc., y ese miedo me impide hacer lo que más me gusta,  que es escribir. Entonces decidí, no escribir para personas que me conocen sino para mí, y para ti, que tal vez me acompañes en cada publicación, y será mucho más fácil expresarme.

Tengo varios errores de escritura, por no decir muchos. Mis ideas no son lineales, sino aleatorias y me cuesta ordenarlas. Sé que tengo que estudiar lo que es escribir, que aunque a mí me salga fácilmente decir palabras, jamás se relacionan y es lo que quiero en realidad. Tengo varios manuscritos que serán parte de algún libro alguna vez, o tal vez no, si sigo con estos problemas de desorden mental. Pero estoy dispuesta a superar esa barrera y lograr lo que quiero. Sé que ese libro quedará para siempre, incluso cuando muera. Sé que personas leerán lo que he escrito, y me estarán leyendo a mi.

Habrá ocasiones en que escribiré de forma plural, como si me leyeran en grupo o algo así, otras sólo serán como pensamientos míos, es decir, sería como que se adentrasen en mi mente y escucharan esas voces que oigo constantemente. Otras veces, escribiré con tristeza y otras con alegría y esperanza. Otras veces enojada y otras aburrida. Soy muy variable últimamente, tanto, que ni yo misma puedo controlarme ni entenderme. Creo que esto suena divertido, ya que podré crear un contenido entretenido, puesto que no sabrás quién soy realmente por momentos, tal y como me pasa a mí, jajaja.

Pues, eso. Ya sabes de qué trata todo esto entonces, de divague extremo, xD, y de una chica tratando de encontrarse a sí misma en este mundo inmenso lleno de ilusiones y decepciones.

Trataré de hacer una publicación diaria, puesto que si escribo semanalmente, esto se volvería un caos. Debo confesar, que este blog es más para mí; para liberarme y sentirme bien conmigo misma, que para vos y darte algo con lo que pasar el tiempo, y te agradezco por quedarte y ser parte de mi inicio como escritora. Algún día, cuando publique mi primer libro, haré recordar este día.

En la siguiente publicación, pretendo hablar sobre mí. Sobre mi personalidad, mis pensamientos comunes, y algunos de mis sentimientos. Espero encontrarnos nuevamente ahí.

See you!

02img_mundo_aparte_see_you