Magia

Estos días estuve experimentando la magia de tu compañía. Y fue muy hermoso. Contigo volví a sentirme emocionada, hermosa y capaz. Pero al mismo tiempo no pude ocultar lo que llevaba a mis espaldas. Y lo siento. De verdad lo siento.

Es en serio cuando te digo que mi tristeza y agonía no tiene nada que ver con tu presencia, que tu sonrisa me ayuda y mucho aunque no se note. Lo siento. Siento mucho ser débil. Siento exigirte demasiado. Siento arruinarlo todo en tan poco tiempo. Siento no ser completamente quien creías que era.

Cuando miro tus ojos, puedo ver toda la historia que encierran. Puedo sentir el dolor y miedo que sentiste alguna vez, y si tuviera más tiempo hasta creo que llegaría a tus mas profundos pensamientos que intentas olvidar. ¿Como lo hiciste? ¿Cómo dejaste a tus demonios y avanzaste? Lamento aun no encontrar la respuesta a eso. Lamento no poder alcanzarte.

Es como si fuera que en el camino de la vida nos cruzamos y nos vimos a los ojos. Y te detuviste a mirarme y me tendiste tu mano para seguirte. Pero yo tenía cadenas. Vos estabas rodeada de luz; de vida. Y a mi me consumía la oscuridad. Luchaste. De verdad lo intentaste. Pero a veces la oscuridad no deja entrar luz. Tu camino te obligaba a continuar. Mientras yo, cuando creía que estaba intentando alcanzarte..estaba estirándote conmigo y retrasandote. Y me soltaste. Y las cadenas volvieron a destensarse. Nuevamente sola. Nuevamente en el inicio.

Pero hiciste lo correcto. Has luchado mucho. Has librado tus propias batallas y las has ganado difícilmente. Apoyo que no te hayas quedado a intentar salvarme. Es tonto, pero al final creo que fue lo mejor hasta para mi. Odiaría que mi oscuridad también te cubriera. Sos magia. Sos vida. Sos paz. Seguir tu camino es lo que debió ser.

Pero cómo te extraño mi vida. Cómo extraño sentir los rayos de luz que llegaban a mí. Extraño la sensación de sentirme viva. Extraño las caricias de tus manos en mi rostro. Siento que he probado el sabor de la felicidad por única vez en mi vida.

Aun lucho por alcanzarte. Aun lucho por seguir tu voz y tu presencia. Y quiero encontrarte nuevamente. Quiero que veas que tu magia llegó a mí. Que tu luz sana y da vida. Y quiero que la próxima vez que me veas a los ojos. También sientas paz. También sientas mis heridas y secuelas de mis batallas. Y quieras quedarte.

Sé feliz preciosa.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s